Loading...

viernes, 22 de abril de 2011

Mujer misteriosa

Dormía intranquila, en mi casa, en algún lugar de algún planeta, sin la certeza de ser yo. Algo sonó al otro lado del habitáculo. Me levanté sobresaltada y corrí hacía el interruptor que da la luz. La prendí y observé la puerta de entrada en movimiento. Se abrió poco a poco, hasta descubrir un cuerpo encharcado por la lluvia. Era una mujer, casi una niña, hermosa aún con el cabello goteando sobre sus párpados. Parecía perdida y asustada. "¿Donde estoy?". Si yo lo supiera se lo habría dicho. Poco a poco se calmó. Le ofrecí una taza de té para que entrara en calor, y aceptó sin rechistar.
Nos sentamos a la luz de la hoguera y la escuche. Sentí su deseo de hablar, de contarme algo importante, y no sé por que extraña razón no sentí miedo ni desconfianza.
"Has de saber algo, un mensaje que debes transmitir. Hazle saber a mi madre que la quiero con toda mi alma, que estoy con ella y no la olvido. Que no tema". Asentí emocionada. La mujer misteriosa estaba ya totalmente tranquila, concentrada en su secreto. "Ahora tengo una misión que cumplir, debo ayudar a mis niños a cruzar el río". Se recostó en el sillón, respiró hondo y se levantó. Desapareció tras la puerta como vino, silenciosa.